© 2017 by Voz Profesional

AV. Estoril 450, Las condes. Clinica las Condes

Tel: 26108000

Cuidados de la voz

¿Qué se entiende por higiene vocal?

 

 

        Entenderemos por higiene vocal todos aquellos procedimientos dirigidos a permitir el autocuidado de la voz, especialmente en aquellas personas que hacen un uso profesional de la misma. Para llevar a cabo una adecuada higiene vocal es necesario tener en cuenta una serie de precauciones  para evitar la irritación y desgaste inútil de las cuerdas vocales, aún en situaciones en que no se haga uso de la voz.

 

 

 

 

 

¿Qué es un sistema vocal eficiente?

 

            Un sistema eficiente, produce sus mejores resultados con un mínimo de esfuerzo. Así, un sistema fonatorio con componentes individuales sanos, coordinado e interactuando con todos los sistemas de apoyo, produce la voz en forma eficiente. Existe un número de formas en las cuales la suave operación de la voz puede ser alterada.  La intervención en voz debe, pues, incorporar programas que ayuden al paciente a identificar y eliminar estas actividades vocales, caracterizadas por la hiperfunción laríngea. Por lo tanto, se hace necesario abordar en las personas con hiperfunción vocal, procedimientos destinados a desarrollar el autocuidado vocal, es decir, a favorecer la higiene vocal.

 

 

¿Qué son los malos hábitos vocales?

 

          Otra de las situaciones características que desfavorecen la higiene vocal, la constituyen algunos hábitos de ingesta de productos irritantes y secantes de la mucosa laríngea, tales como los condimentos, las bebidas alcohólicas, alimentos muy calientes o muy fríos, el hábito de fumar, cambios bruscos de temperatura, gritar al aire libre, ingesta de alimentos que promuevan la constipación entre otros.

 

        Por otra parte, es recomendable observar las situaciones de agotamiento nervioso, la falta de sueño, el descontrol emotivo, la vida agitada, el stress, puesto que todas estas situaciones pueden redundar finalmente en malos hábitos vocales, un mal cuidado vocal y, por lo tanto, una inadecuada higiene vocal.

 

       Un requisito vital, tanto para una buena medida preventiva como para una adecuada rehabilitación vocal en pacientes afectados de abuso o mal uso vocal, es un programa de higiene vocal. El primer objetivo de este programa es ante todo, identificar y luego eliminar los factores causantes del abuso o mal uso vocal.

 

¿Qué medidas prácticas de higiene vocal puedo utilizar para cuidar mi voz?

 

A continuación encontrará una lista de consejos para el cuidado de su voz. La realización de cada una de ellos disminuirá de manera importante la posibilidad de presencia de alguna alteración en su voz.

 

Sobre conductas abusivas

 

  • Limitar la cantidad de tiempo de habla. Hable lo justo y necesario, sobre todo si siente que su voz se cansa con facilidad.

  • No forzar la voz en situaciones de mucho ruido ambiental.

  • Evitar gritos e imitación de sonidos onomatopéyicos.

  • Evite hablar de manera prolongada a larga distancia y en el exterior.

  • Evitar hablar demasiado rápido.

  • Evitar reír a carcajadas en forma usual.

  • No susurrar. Provoca tensión en la laringe.

  • No imitar voces, esto puede producir hiperfunción o hipofunción y posteriormente lesión orgánica en las cuerdas vocales. Si se debe producir diferentes voces profesionalmente realizar entrenamiento vocal.

  • Evitar toser o aclarar la voz (carraspear) excesivamente. Este acto puede dañar los pliegues vocales, en lugar de ello tomar agua.

  • No hable mucho durante un ejercicio físico agotador.

  • Si necesita llamarle la atención a alguien, use sonidos no vocales tales como aplaudir, campanas, chiflar.

  • No ponga en tensión la parte alta de su tórax.

  • No apriete los dientes ni tense la mandíbula o la lengua.

  • Mantenga una postura corporal adecuada mientras hace uso de su voz. Posturas inadecuadas producen compensaciones musculares que pueden afectar a la zona cervical y laríngea.

  • Acérquese más hacia la persona con quien está hablando.

  • Mire cara a cara hacia la persona(s) con quien está hablando.

  • Evitar estados de nerviosismo. La voz está directamente relacionada con las emociones.

  • Cuídese de los cuadros gripales o resfrió.  Si contrajo algunos de ellos, disminuya el uso de su voz.

  • Cuídese del reflujo gastroesofágico. El reflujo puede dañar gravemente su laringe y afectar la producción de la voz.

  • No fumar. Fumar es uno de los factores principales en la formación de cáncer laríngeo, además irrita y reseca las cuerdas vocales y  tracto vocal.

 

Sobre mal uso de la voz

 

  • Evitar hablar demasiado fuerte ya que puede traumatizar las cuerdas vocales.   En el caso de tener que utilizar la voz hablada con niveles altos de intensidad realizar entrenamiento fonoaudiológico.

  • No utilice su voz más allá del rango de tonos que sean cómodos. Si necesita aumentar su rango tonal, reciba entrenamiento profesional.

  • No utilice la parte alta de su tórax para sostener la respiración. Esto puede tensar los músculos involucrados en la producción de la voz

  • Si necesita hacer cambios del timbre de su voz, no lo haga forzándola. Reciba entrenamiento profesional.

 

Para profesionales de la voz

 

  • Si es un profesional de la voz hablada o cantada, siempre reciba entrenamiento profesional de la voz.

  • No cante más allá de la gama en que se encuentre cómodo.

  • Si habla ante un auditorio grande utilice un micrófono, hable despacio y articulando bien las palabras.

  • No usar anestésicos locales, ni aspirina previamente a actuación.

  • Vocalice previo a la actuación, no cante ni hable "en frio". Realizar ejercicios de calentamiento vocal antes de cantar o de hablar.

  • Realice ejercicios de enfriamiento vocal. Esto le permitirá “bajar las revoluciones de su voz” después de la actuación.

  • No cantar sobre grabaciones de cantantes. Hacer esto tiende a hacer que imitemos la forma de emitir de otros cantantes.

  • Las mujeres deben limitar en lo posible el uso de la voz antes y durante su ciclo menstrual.

  • Reciba control periódico con profesional idóneo al menos una vez al año. (Fonoaudiólogo y Otorrinolaringólogo). Si siente molestias vocales, no espere y acuda a ellos lo antes posible.

 

 

Tratamiento y entrenamiento

 

  • Si utiliza su voz en el trabajo o en otras actividades realizar entrenamiento con fonoaudiólogo especializado en voz o entrenador vocal (profesor de canto o de voz hablada)

  • Ante una disfonía de más de una semana de duración consulte inmediatamente al médico otorrinolaringólogo y fonoaudiólogo.

  • Ante el menor síntoma de cambio de su calidad vocal (Ej: voz opaca, pérdida de notas agudas y/o graves, quiebres de voz, problemas con el vibrato, aparición de ruido en la emisión, pérdida de volumen, cansancio vocal, dolor, irritación, etc.) consultar inmediatamente a un  O.R.L. y  fonoaudiólogo especializado en voz.

  • No utilizar descongestionantes, antihistamínicos o fármacos no prescriptos por el médico. Algunos medicamentos pueden producir deshidratación en las cuerdas vocales.

 

 

Alimentación y descanso

 

  • Evite comidas picantes (Ají, mostaza, pimienta, etc.) sobre todo si tiene reflujo gastroesofágico.

  • Realice reposo vocal después de una jornada de gran uso de su voz.

  • Haga ejercicio físico con regularidad.

  • Coma una dieta balanceada, incluyendo vegetales, frutas y granos enteros.

  • Tomar al menos 2 litros de agua por día (entre 8 y 10 vasos por día). Los pliegues vocales necesitan estar lubricados con una capa delgada de moco para poder vibrar eficientemente. La mejor lubricación puede lograrse tomando bastante agua.

  • Evitar tomar alcohol y café ya que el alcohol y la cafeína deshidratan las cuerdas vocales.

  • Ritmo regular y estable de sueño.

 

Sobre el ambiente

 

  • Evitar áreas polvorientas y con mucho  humo. Esto irrita y deshidrata sus cuerdas vocales

  • Evite temperaturas extremas: aire muy frío ó muy caliente. Utilice un humidificador en las noches.

  • Evite ambientes muy secos, con excesiva calefacción o aire acondicionado. Esto disminuye la hidratación de las cuerdas vocales.

  • Evite los químicos, pinturas y artículos de limpieza. Si debe usarlos colóquese un tapabocas que cubra la nariz y la boca.

  • Evite ambientes con mucho ruido. Esto provocara que fuerce su voz la hablar.

¿Cuáles puede ser las situaciones de mal cuidado de la voz?

 

     Una de las situaciones más características que merecen una adecuada higiene vocal la constituye la hiperfunción vocal o laríngea (gritar, hablar a alta intensidades, etc.). La hiperfunción laríngea asociada a un abuso o mal uso vocal da por resultado típico alteraciones patológicas laríngeas (por ej.: laringitis crónicas, nódulos y pólipos vocales y úlceras de contacto), generalmente de tipo reversibles, cuando cesa la hiperfunción laríngea. El mal uso de la voz, sugiere una conducta de producción vocal que distorsiona la propensión normal del mecanismo fonatorio para trabajar efectiva y eficientemente.

La hidratación sistémica a través de la ingesta de agua es una de las conductas más recomendadas para mantener una buena salud vocal